CONSTITUTUM POSSESSORIUM

CONSTITUTUM POSSESSORIUM

 Bajo la expresión latina de "Constitutum possessorium" se define aquella especie de "traditio ficta" o entrega ficticia de la cosa, en la que el transmitente (vendedor) continua poseyendo la cosa como arrendatario, depositario. Es decir, el poseedor inmediato (transmitente o vendedor) continua en la cosa, pero pasando a reconocer la posesión mediata de otro. El Código Civil no lo prevé expresamente, pero puede considerar que cabe en la tradición instrumental del artículo 1462, párrafo segundo, o en el artículo 1463.

 La obligación de entrega de la cosa es la obligación principal del vendedor. Esta obligación consiste en ponerla cosa en poder y posesión del comprador. La entrega de la cosa se denomina tradición o "traditio" y puede manifestarse de diversas formas que, tradicionalmente, se denominan material, simbólica y espiritual. El "constitutum possessorium", también denominado tradición simbólica, implica así que el vendedor continúa poseyendo la cosa, pero por título distinto al de propietario, sin que se verifique, por tanto, una efectiva toma de posesión por el comprador.